///////////////////////////

Helping You Get Life

Back On Track

///////////////////////////

Cómo enfrentar la negligencia en niños en SEATTLE

| Jun 10, 2021 | Español |

Los más pequeños del hogar merecen ser tratados con el mayor de los cuidados y respeto. Es por esto que cuando un caso de negligencia en su cuidado es enfrentado por los familiares, allegados o conocidos; contar con el respaldo adecuado y la guía suficiente para determinar un buen acuerdo y sobre todo una solución adecuada para su bienestar, es indispensable.

Debemos empezar por definir exactamente qué representa la negligencia en niños:

Es un acto u omisión, el efecto de un patrón de conducta, el comportamiento o falta de acción que muestra desinterés grave el cual genera un peligro claro para la salud, bienestar o la seguridad de un niño.

De este modo, y habiendo definido lo que la negligencia representa, es importante que usted aprenda también cómo reconocer la negligencia y cómo actuar frente a ella para que de este modo, con la ayuda de un abogado experto, enfrente adecuadamente este tipo de casos.

    • – En primera medida usted debe aprender a conocer las reacciones o cambios de actitud que presente el menor después de una negligencia. Recuerde que es de muy importante estar abierto a escuchar en todo momento y sobre todo no contradecir o minimizar lo que el menor pueda expresar.
    • – Si el menor muestra un cambio en su rendimiento escolar, falta de interés o resistencia a acudir a su lugar de estudio por miedo a sufrir lesiones.
    • – Cuando el menor muestra dificultades para aprender, sin que estas sean consecuencia de un problema físico o psicológico.
    • – Si usted nota que luego de haber realizado sugerencias para mejorar la condición física del niño y no existe un avance en el tratamiento por parte de los padres.

 

    • – Si el menor muestra una actitud prevenida, como si estuviera siempre preparado para que algo malo ocurra.
    • – Si el niño muestra una actitud excesivamente introvertida o sumisa.
    • – O si el niño intenta pasar más tiempo en la escuela que en la casa.

Es imperativo tener en cuenta que una sola de estas señales no representa una alerta contundente de negligencia en niños. Por tanto, el análisis y el conocimiento del contexto en el que el menor se desenvuelva será fundamental para poder establecer si existe o no negligencia en este tipo de inconvenientes con el menor.

Dentro de este contexto también deben tenerse en cuenta las actitudes de los mayores que acompañan al niño. Debido a esto, se podrá establecer un panorama mucho más amplio de la situación de negligencia que se está presentando:

    • – Expresa falta de interés por los problemas del niño en la escuela o en la casa o niega la existencia de problemas.
    • – Demuestra poco interés por el niño.
    • – El adulto a cargo solicita el uso de disciplina física.
    • – Se exige que el niño tenga una carga académica o física inadecuada para su edad.

También es importante tener en cuenta que un factor determinante de la negligencia es conocer qué tipo de actitud tienen padres e hijos interactuando en espacios compartidos, esto podrá mostrar qué tipo de relación tienen y si su contacto físico es nulo.

Tipos de negligencia en niños

Existen diferentes tipos de situaciones potenciales de negligencia en menores:

Violencia intrafamiliar

Se considera negligencia cuando causa daños o cuando se pone en riesgo la salud, el bienestar y la seguridad del niño.

Castigo corporal

Debe considerarse la edad, el tamaño y el estado del niño. Este tipo de situación es considerada cuando el adulto tira, patea, quema o corta a un niño, golpea con el puño cerrado, sacude a un niño menor de 3 años, interfiere con la respiración de un niño, lo amenaza con un arma mortal, o ejerce cualquier tipo de acto que cause daños corporales mayores a un dolor transitorio o marcas menores.

Tenga en cuenta que cualquiera de estas acciones de negligencia en niños está completamente prohibida en escuelas, hogares de paso o cualquier otra institución en la que tengan a cargo menos de edad.

Niños sin supervisión

Aunque la legislación de Washington no establece una edad mínima, debe tenerse en cuenta que tan independiente puede ser un menor y los riesgos a los que puede estar enfrentado al momento de encontrarse solo en una vivienda o en cualquier lugar. Si al estar por sí solo, el niño puede enfrentar peligro de lesiones o muerte, se está enfrentando un caso de negligencia en niños.

Falta de atención médica

En caso que un adulto niegue la posibilidad a un menor de edad de recibir la atención médica adecuada para un tratamiento y ponga con ello en riesgo su integridad, salud o seguridad será considerado como negligencia en niños.

Abuso de drogas en etapa prenatal

Cada estado, a partir del 2003 gracias a la promulgación de la ley de y Keeping Children and Families Safe (Manteniendo Seguros a los Niños y las Familias) la cual exige el desarrollo de procedimientos que cubran las necesidades de los niños que han nacido o están creciendo en entornos donde estén presentes los abusos de drogas ilícitas o que presentan síndromes de abstinencia por estar expuestos a las drogas desde su nacimiento.

Así pues, al presenciar cualquiera de estas situaciones es responsabilidad de quien las evidencie realizar una denuncia ante las autoridades competentes por negligencia en niños. Ya que las entidades responsables no podrán realizar ningún tipo de acción sin una denuncia realizada. Por tanto aquel que presencie o evidencie cualquier tipo de abuso a menores debe acercarse a la oficina local de Children Administration. La ley estatal además, obliga a las siguientes personas a realizar este tipo de denuncias:

    • – Médicos
    • – Profesores
    • – Asesores de servicios sociales
    • – Médicos forenses
    • – Farmacéuticos registrados
    • – Proveedores autorizados en el cuidado de niños
    • – Empleados del departamento de Servicios Sociales de Salud
    • – Empleados del departamento de aprendizaje temprano
    • – Empleados de instituciones privadas y estatales de educación superior
    • – Agentes de libertad condicional de menores
    • – Agencias de orden público
    • – Empleados del departamento de correcciones
    • – Cualquier adulto que sospeche que un niño está sufriendo cualquier tipo de maltrato 

Por tanto una vez sea testigo de negligencia en niños por un adulto, debe dirigirse ante la autoridad competente lo más pronto posible y sin exceder las 48 horas luego de testificar el hecho y revelando de ser posible la identidad del acusado. Además busque el asesoramiento de un abogado experto en negligencia en niños que le ayude a resolver inquietudes, recuerde que en caso de verse afectado directamente con un caso de negligencia en niños, brindar detalladamente la información de los hechos le permitirá obtener una mejor ayuda por parte de su abogado.

En Dubin, estamos listos para brindarte todas las herramientas que tenemos a nuestra alcance para salir adelante en un proceso tan penoso como este, porque entendemos sus preocupaciones. Contáctenos y déjenos convertirnos en su mejor aliado.

Categories

Archives