///////////////////////////

Helping You Get Life

Back On Track

///////////////////////////

¿Cómo saber si mi caso de lesiones amerita contratar un abogado?

On Behalf of | May 26, 2022 | Accidentes automovilísticos |

La principal razón para contratar a un abogado es para maximizar la compensación que podrá recibir. Esto es porque los agentes de seguro trabajan para las compañías de seguro, no para usted. Por lo tanto, siempre intentarán reducir el monto que le pagarán. Incluso pueden tomarle una declaración a usted como víctima mientras está internado y medicado después del choque, tratando de conseguir información que les permita bajar el precio de la oferta que tendrán que hacerle.

En términos generales, cuanto mayor haya sido el daño, más habrá en juego y más convendrá acudir a un abogado. Los casos en los que quizás no sea tan conveniente contratar a un letrado son los de lesiones menores. Teniendo en cuenta que los gastos médicos serán bajos y su recuperación pronta, es posible que no valga la pena pagar honorarios de un abogado (enlace en inglés) y pueda negociar el monto compensatorio solo.

Otra buena razón para contratar a un abogado es que usted no perderá dinero aun si no recibe compensación. La mayoría de los abogados trabajan en base de contingencia, cobrando un porcentaje de lo que consigan para usted. En muchos casos, este porcentaje es 1/3 del monto compensatorio.

El último beneficio que mencionaremos, es la tranquilidad que viene aparejada con trabajar con alguien que sabe lo que está haciendo y que en verdad querrá lo mejor para usted. Recuerde que cuánto más gane usted, más ganará su abogado, mientras que en el caso de la aseguradora cuánto más gane usted, más perderá la compañía. Las leyes y procedimientos en asuntos de lesiones personales (enlace en inglés) son complicados y un simple error puede terminar costándole caro.

Ya empecé a buscar compensación solo, ¿tiene sentido a estas alturas buscar ayuda legal?

Sí, sin embargo, siempre conviene consultar el caso con un abogado lo antes posible. Puede ser que le haya dado a la aseguradora alguna declaración que les convenga para bajar su oferta. Muchas personas deciden consultar con un abogado más adelante porque descubren que conseguir compensación de la aseguradora no era tan fácil como pensaban. Un caso de daños y perjuicios no es un simple trámite y ninguna compañía de seguro, ni siquiera la suya, representa sus intereses así que la negociación y el papeleo pueden volverse arduos.

Por supuesto, este tema es altamente subjetivo y mientras un abogado quizás contestará que siempre convendrá contratarle, la decisión final dependerá de las características únicas de su caso y de su decisión primordialmente. Aun si no existe una respuesta categórica que afirme que vale la pena contratar, siempre vale la pena consultar.

Categories

Archives